Borges profesor

Este libro es una recopilación de las clases que Borges dio en la Facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires sobre literatura inglesa en el año 1966. Las preferencias de Borges sobre algunos escritores hacen que el libro sea una extensión más de la mente de Borges. Con una notable erudición nos sumergimos en la poesía anglosajona y en los orígenes del idioma inglés; ahí están el Beowulf y la balada de Maldon; la oda de Brunanburh, tan perfectamente traducida por Tennyson y el sueño de la cruz. Borges se detiene durante siete clases a estudiar esta bella literatura, aportando datos históricos relevantes, como la batalla de Hastings en 1066, lo que supuso la conquista normanda de Inglaterra. De aquí pasamos al siglo XVIII. Borges no estudia en sus cursos la obra de Shakespeare o de Milton sino tangencialmente, y se detiene en el pensamiento y vida de Samuel Johnson. Éste fue un gran crítico y autor de un diccionario de la lengua inglesa, pero ha pasado a la posteridad por la biografía que James Boswell escribió sobre él. Se analiza su obra Rasselas, príncipe de Abisinia. Tras esto Borges se introduce en el estudio del origen del Romanticismo. Según el escritor argentino, éste nació en Escocia con la obra de James Macpherson, Ossian. El siguiente paso en el desarrollo del movimiento romántico lo dan Wordsworth y Coleridge con la publicación de las baladas líricas. Wordsworth define la poesía como emoción recordada en la tranquilidad. Coleridge ha pasado a la historia por ser autor de tres poemas fantásticos que pueden ser vistos como el infierno, el purgatorio y el cielo. Éstos son Christabel, la rima del anciano marinero y Kubla Kkan. Es curioso que Borges no estudia el resto del movimiento romántico y así Byron, Shelley y Keats quedan fuera de sus clases. Se detiene en la obra de Carlyle, al que define como precursor del nazismo y el fascismo por su defensa de la raza germánica. Después pasa a estudiar la obra de Dickens, el mayor escritor victoriano de la época. Las novelas de Dickens narran ante todo la miseria de las clases pobres, pero sobre todo lo que más se desarrolla no es la trama en sí de los libros, sino los caracteres de los personajes. Aún queda tiempo para analizar la obra de Robert Browning, posiblemente el mayor poeta victoriano junto con Tennyson. Luego viene Rossetti y su poesía enfermiza. De este autor destacan sus composiciones the blessed damozel y Town Troy. En ellas se describe el amor de una doncella que está en el Cielo y que aguarda la llegada de su amante, pero éste nunca llegará porque ha pecado y está condenado al infierno. Por último, las dos clases restantes se dedican al estudio de William Morris, con su poema inmortal la defensa de Ginebra y la obra de Robert Louis Stevenson, con sus nuevas mil y una noches y el relato del doble Markheim, que el lector no olvidará.

 

 

Se trata pues de otro libro en el que se ve la erudición de Borges en una literatura que él consideraba la más rica del mundo y cuya música verbal no tiene igual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s